Misión Y Servicio

Familia

Una de las principales preocupaciones de los adventistas del séptimo día es el fortalecimiento de las familias. La Iglesia Adventista ve a la familia como un poderoso agente de transformación espiritual en la sociedad. Por esta razón apoya el mantenimiento de los proyectos y programas que valoran la vida de las parejas, las relaciones con los niños y el apoyo a los ancianos, entre otras actividades.



Educación Adventista

La educación adventista transmite no solo conocimiento académico, sino que además promueve el desarrollo equilibrado e integral de las personas – espiritual, intelectual, físico y social. La filosofía adventista de la educación se fundamenta en Cristo, por lo que los adventistas creen que bajo la guía del Espíritu Santo, el carácter y los propósitos a desarrollar son los de una vida de fe en Dios y respeto por la dignidad de todos los seres humanos.



Salud

Los adventistas del séptimo día creen que tienen la responsabilidad de dar a conocer a Cristo al mundo y esto incluye la obligación moral y espiritual de resguardar la dignidad humana. Esta preservación se produce en los niveles de bienestar físico, mental y espiritual.



Libertad Religiosa

Los Adventistas del Séptimo Día consideran que es un derecho fundamental del ser humano tener, adoptar o cambiar de religión o de creencias religiosas de acuerdo a la conciencia individual. Por esta razón se creó el departamento de Libertad Religiosa para mantener una libertad con énfasis en la libertad de conciencia. Es decir, los adventistas defienden la idea de que todas las religiones tienen el derecho a expresar sus convicciones.